Carlos Bonilla Sánchez ya trabaja para que todos los dominicanos tengan una vivienda digna

Business

Tras el nombramiento de Carlos Bonilla Sánchez por parte de Luis Abinader Corona, se generó cierta expectación sobre las actividades del INVI. Muchos dominicanos esperaban que el nuevo director marcara la diferencia respecto a direcciones anteriores y el INVI se mostrase como una institución fiel al pueblo trabajando exclusivamente en favor de sus intereses.

Entre sus primeras declaraciones en la toma de posesión hubo dos que llamaron especialmente la atención.

En la primera de ellas, se habló de los cambios necesarios en la institución para que sus servicios lleguen al pueblo de forma eficiente: “creo que es necesario un cambio profundo y me pongo a la orden de todos y cada uno de los que sueñan con tener una vivienda que puedan llamar hogar”.

En este sentido, el director también ha sido puesto al mando de la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado (OISOE), que paulatinamente será asumida por el propio INVI, con la intención de reducir costes e instituciones que de alguna manera se solapaban. En este sentido, el nuevo director ha afirmado su compromiso con gestionar la disolución de manera ordenada y cumpliendo con sus obligaciones para con los trabajadores de la oficina.

Además, también se ha solicitado una auditoría de las actividades de la dirección previa, en lo que es una apuesta por la transparencia. El director, incluso ha pedido permiso para poder contratar auditoras privadas que revisen las cuentas de la institución.

Sus otras declaraciones versaron sobre la creación del Sistema Nacional de Vivienda y Asentamientos Humanos Dignos y un nuevo Ministerio de Vivienda. Con ella, se pretende dar pie a la renovación de más de 30.000 viviendas para dominicanos con pocos recursos.

Por el momento, las opiniones sobre Carlos Bonilla Sánchez son muy positivas, pues tuvo la previsión de empezar a preparar las reparaciones debidas a las últimas tormentas en el país incluso antes de que sucedieran. Así, el INVI envió materiales y profesionales a zonas estratégicas lo que ha permitido que los profesionales visiten rápidamente a las familias y se pongan a trabajar en la reparación y reconstrucción de las viviendas afectadas.